Una vez que te has decidido a iniciar un tratamiento de ortodoncia lo más indicado es iniciarlo con una excelente salud bucodental. Esto no se reduce solamente a no tener caries sino también a tener una dentadura libre de sarro y placa, las encías sanas, etc.

Si acudes al ortodoncista por recomendación de tu dentista de confianza, seguramente te habrá recomendado una buena limpieza dental profesional y posiblemente una consulta con algún especialista en periodoncia en caso de que tus encías requieran de alguna atención especializada. Esto puede ocurrir en caso de que detecte gingivitis, periodontitis o algún otro problema.

Cuidado de las encías

Antes de la ortodoncia:

Dar instrucciones de higiene oral específicas para los pacientes que llevarán brackets: cepillos dentales eléctricos, cepillos interdentales para pasar entre los dientes y entre diente-bracket, superfloss y colutorios. Motivación del paciente.

Raspado y alisado de las raíces dentarias para eliminar la placa con escalador dental y el cálculo de dentro de las encías.

En los pacientes que continúen con bolsas periodontales profundas tras el raspado de las raíces, se ha de valorar la necesidad de realizar cirugía periodontal.

Antes de iniciar la ortodoncia, se debe de dejar transcurrir unos 3-6 meses tras la realización del tratamiento periodontal para asegurar que el movimiento ortodóntico se realizará en un periodonto sano, estable y con buena higiene oral.

Durante la ortodoncia:

En los pacientes adultos, a los que se les ha realizado un tratamiento periodontal antes de iniciar la ortodoncia, se han de programar, para realizar en el futuro, visitas de mantenimiento periodontal. Estas visitas se deben de realizar periódicamente cada 3 meses, pues la acumulación de placa y cálculo en la región subgingival durante la ortodoncia podría perjudicar los movimientos dentales, favoreciendo la pérdida de hueso de soporte de los dientes.

Las sesiones de mantenimiento consisten en la eliminación de la placa bacteriana y cálculo dental presentes, refuerzo de la higiene oral y realización de una exploración periodontal completa para detectar a tiempo reactivaciones de la enfermedad periodontal, estableciendo un correcto tratamiento.

Al acabar la ortodoncia:

Al acabar la ortodoncia el mantenimiento periodontal se debe mantener cada 3-6 meses. No debería abandonase nunca, aunque sí que se puede ir aumentando gradualmente el intervalo del mismo, dependiendo de la higiene bucal del paciente.

Se han de valorar los problemas periodontales que pueden aparecer al retirar la aparatología ortodóntica:

Encía con defectos mucogingivales que requieran de injertos de encía.

Agrandamiento gingival  que requiera cirugía periodontal para eliminarlo.

Triángulos negros. En nuestra tienda online Athenadental puedes ver todos los instrumentos rotatorios, los cuales facilitarán tu trabajo en tratamientos dentales.

El control de la placa bacteriana dental durante la ortodoncia, tanto por parte del paciente como por parte del profesional dental, es imprescindible.

El anterior.