Tener unas encías sanas es uno de los requisitos indispensables para mantener una sonrisa sana a lo largo de los años. La verdad, una de las principales causas de pérdida de dientes es la gingivitis o enfermedad de las encías, que puede evitarse de llevar a cabo una correcta y adecuada higiene oral y detectarla de forma precoz con visitas periódicas al dentista. Unas encías sanas deben huir de una apariencia rojiza e inflamada, así como no deben presentar dolor al contacto o sangrar cuando nos cepillamos los dientes.

Cómo mantener las encías sanas

Existen diversas pautas a seguir para mantener unas encías sanas:

Rutina de higiene. Evitar la acumulación de biofilm oral o placa bacteriana en la línea de la encía provoca la inflamación y el sangrado, así como la formación de sarro. Para evitar estos síntomas es muy importante mantener una buena rutina de higiene bucodental. La base de una buena rutina de higiene es el cepillado diario, pero también conviene potenciar la higiene interproximal mediante técnicas como el enjuague bucal y el hilo dental. Reforzar la rutina de higiene en zonas difíciles como los espacios entre dientes o la línea de la encía es la clave para mantener las encías sanas.

Productos de higiene. En la actualidad existe mucha variedad de productos de higiene bucodental. Decidirse por uno a menudo es difícil y no siempre escogemos los productos más indicados para nuestra sonrisa. Un truco para tomar la decisión correcta es prestar atención a nuestra salud bucodental: no es lo mismo tener los dientes sensibles que las encías inflamadas por gingivitis. En todos los casos se recomienda que los productos incorporen flúor. Este mineral ayuda a fortalecer el esmalte y lo protege del desarrollo de patologías como la caries dental. Athenadental.es ofrece los materias denrtales y equipo de esterilizador, autoclaves dentales, Limpiador ultrasónico, Limpiador para dentadura, etc.

Una buena alimentación. Una alimentación adecuada ayuda a cuidar las encías. De hecho mantener una dieta equilibrada es esencial para mantener las encías sanas. En este sentido es recomendable incorporar alimentos ricos en vitamina C. También es aconsejable evitar alimentos excesivamente azucarados y los ácidos. Este tipo de alimentos erosionan el esmalte y las encías y además favorecen el desarrollo de caries dental. Para mantener las encías sanas también se recomienda evitar el hábito de picar entre horas. Los alimentos más consumidos en este tipo de hábitos son los azucarados, como por ejemplo galletas o pastas. Si no puedes evitar picar entre horas, es mejor sustituir este tipo de alimentos por otros más saludables, como una pieza de fruta.

Detección precoz. Muchos casos de gingivitis y periodontitis podrían haberse evitado con una buena prevención. La clave está en saber detectar durante la rutina de higiene los principales síntomas que alertan que la encía no está sana: Inflamación, sensibilidad y sangrado. Si notas alguno de estos síntomas es recomendable acudir a tu centro MyDentiss, ya que una detección a tiempo es clave para un tratamiento eficaz.

Acudir a revisiones regulares. Un par de visitas al año suelen ser suficientes para prevenir las principales complicaciones en las encías. Mediante una exploración rutinaria se pueden detectar los principales síntomas de la gingivitis y la periodontitis, que pueden pasar desapercibidos en casa durante la rutina de higiene dental.

Quero potenciar la importancia de tener unas encías sanas, un elemento de nuestra cavidad bucal tan fundamental como lo son los dientes. Evitar la gingivitis está tanto en las manos del paciente como en las del profesional, por lo que el compromiso de ambos es determinante para mantener una sonrisa sana y saludable.