– No uses ropa blanca. El hecho de usar ropa blanca y radiante puede hacer que tu sonrisa se vea más apagada.

– Evita tomar té, café, tabaco y vino tinto, y apuesta por vino blanco.

– Broncea tu piel. La piel bronceada hace que los dientes se vean más blancos.

– De vez en cuando cepíllate los dientes con bicarbonato de sodio. Ayuda a blanquear los dientes. En nuestra tienda online Athenadental puedes ver todos los instrumentos dentales odontología, Lámpara de blanqueamiento dental, autoclave dental, los cuales facilitarán tu trabajo en tratamientos dentales.

– No uses barras de labio de color rojo, porque va a hacer que tus dientes se vean más amarillos. Si quieres usar un labial rojo, que contenga un subtono azul. De esta forma evitarás el efecto de dientes amarillos.

REMEDIOS CASEROS PARA UNOS DIENTES BLANCOS

– Sal + Bicarbonato de sodio. Mezclamos estos dos ingredientes y cepillamos nuestros dientes por unos minutos. Luego, nos enjuagamos como siempre.

– Cáscara de Naranja. Frota la parte interior de una cáscara de naranja en tus dientes. La cáscara de naranja contiene muchos compuestos que ayudan a blanquear tus dientes. Finalmente, enjuágate de manera habitual.

– Fresa + Bicarbonato de sodio + Peróxido de Hidrógeno. Cepíllate los dientes con la mezcla de una fresa bastante madura chafada, media cucharada de bicarbonato y unas pocas gotas de peróxido de hidrógeno. Deja actuar durante unos minutos y enjuágate como normalmente.

– Vinagre de sidra + sal. Diluye el vinagre de sidra en agua (1 cucharada de vinagre por 10 de agua) i añade una cucharadita de sal. Cepíllate los dientes y luego enjuágate como siempre.

– Hoja de laurel + canela en polvo + cáscara de naranja. Cepíllate los dientes con la mezcla de estos tres ingredientes (primer deberás crear una pasta homogénea y añadirle un poco de agua). Finalmente, enjuágate como de costumbre. Te interesa turbina dental.

¿Qué os han parecido estos consejos? ¿Los conocíais?

El anterior.