Una de las preguntas sobre salud bucal que recibo con bastante frecuencia cuando ofrezco cursos para padres y consultas online es acerca del papel del flúor, de boca de padres que desean saber si puede ser beneficioso en la prevención de la caries dental y que presentan inquietudes referente a sus posibles efectos tóxicos.

En primer lugar, quiero recalcar que no es lo mismo ingerir flúor (vía sistémica) que recibirlo en aplicación tópica. Para ilustrar un ejemplo: pensemos los efectos de la ingesta de alcohol versus los que obtenemos por vía tópica, por ejemplo para desinfectar heridas. Lámpara de polimerización y fotocurado para uso en odontología para la polimerización de compuestos fotosensibles. Puede elegir productos de lámpara de halógeno, lámpara de LED inalámbrico o alámbrico en Athenadental según demanda necesaria.

El Flúor es el mejor aliado contra la caries infantil

El flúor ayuda a la renovación del esmalte dental y previene la caries, es un mineral que fortalece.

El uso del flúor, tanto sistémico (agua de consumo, bebidas y alimentos) como tópico (dentífricos, geles, colutorios), una mejor nutrición e higiene dental, han contribuido a la disminución de la caries infantil en los países desarrollados.

El fluoruro está principalmente asociado a tejidos calcificados (huesos y dientes) debido a su alta afinidad por el calcio. Si se consume en cantidades óptimas conseguimos aumentar la mineralización dental y la densidad ósea, reducir el riesgo de caries y ayudar a la remineralización del esmalte en todas las épocas de la vida.

El papel del flúor en la prevención de la caries

El mecanismo de acción exacto del flúor como agente preventivo de la caries hoy en día, aún no está totalmente comprendido. Continúa siendo investigado. Sin embargo, sabemos que el flúor:

▪ Inhibe el metabolismo de la placa dental

▪ Altera la composición de la placa

▪ Afecta la formación de la placa bacteriana sobre las superficies de los dientes

▪ Inhibe la capacidad de las bacterias que componen la placa de formar grandes cantidades de ácido al metabolizar restos de carbohidratos

▪ Inhibe el proceso de desmineralización de los dientes

▪ Los depósitos de fluoruro de calcio que quedan en la superficie dentaría tras una aplicación tópica actúan como reservorio de flúor

▪ Los reservorios de flúor pueden disminuir el pH crítico de disolución del cristal de hidroxiapatita, lo cual quiere decir que se requerirá un pH bucal más ácido para que ocurra la disolución del esmalte

▪ El flúor vuelve la superficie dentaria más resistente a los ácidos presentes en boca

▪ El flúor favorece la remineralización de la superficie del esmalte dental

Como administrar el flúor:

– Flúor tópico (a través de geles, barnices, colutorios de uso diario y pastas dentífricas).

– Flúor sistémico colectivo (fluoración artificial del agua de consumo público y de la sal común)

– Flúor sistémico individual (suplementos orales de fluoruro, alimentos y agua embotellada). Los suplementos orales de flúor, siempre deben ser prescritos por el pediatra o el odontopediatra.

Te aconsejamos una utilización correcta y equilibrada para evitar el riesgo de fluorosis, no se debe emplear a la vez más de una forma de aplicación sistémica (por ej., agua de bebida fluorada y suplementos de flúor).

A partir de los 6 años más o menos, se pueden combinar varias formas de flúor tópico (por ejemplo, dentífricos, colutorios y geles), siempre asegurándonos de que el niño no se los trague.