A través de este artículo vamos a conocer las consecuencia de la acumulación de sarro, siendo esta una situación muy habitual en muchos pacientes y que no son conscientes de los problemas que puede derivar el sarro. A día de hoy tenemos a nuestra disposición una amplia variedad de técnicas y recursos que están dedicados a eliminar el sarro, siendo la limpieza dental profesional una de las técnicas más efectivas y recomendables.

¿Cuáles son las consecuencias del sarro?

La mineralización de la placa bacteriana puede tener como consecuencias:

- Sangrado de las encías.

- Mal aliento.

- Formación de caries.

- Gingivitis.

- En los casos más graves puede causar la pérdida de piezas dentales.

Prevenir la formación del sarro:

Como vimos anteriormente, las consecuencias del sarro en nuestros dientes pueden llegar a ser muy graves, y la idea no es llegar a perder un diente pudiendo evitarlo. En nuestra tienda online Athenadental puedes ver todos los Escalador ultrasónico con LED, Lámpara de blanqueamiento dental, Instrumento Rotatorio, los cuales facilitarán tu trabajo en tratamientos dentales.

Para evitar la formación del sarro tenemos que ser sumamente cuidadosos con nuestra higiene bucal. Es por ello que debemos cepillarnos después de cada comida, y usar hilo dental, enjuague bucal, y en caso de ser necesario (por uso de ortodoncia) usar un cepillo interdental.

Pero unido a esto, debes visitar periódicamente al odontólogo. Aunque tengas una higiene bucal óptima, la placa bacteriana se va formando y la mejor forma de combatirla es practicarte dos limpiezas dentales al año.

Si ya tienes una acumulación de sarro importante en los dientes, la única solución es acudir a tu dentista para que te realice una higiene dental profunda y eliminar todo lo que tú no puedes con el cepillado diario. El sarro que se encuentra en el interior de la encía favorece la aparición de enfermedades periodontales, por lo que es importante que nuestro dentista lo elimine por completo, ya que puede desencadenar en pérdidas dentarias.

Acudir al dentista con la regularidad es la manera más segura para garantizar una salud dental adecuada y evitar posibles afecciones serias que requieran un tratamiento más agresivo. En la prevención está la clave de tener una boca y dientes saludables.

El anterior.