Mantener una buena higiene oral día a día es fundamental para una boca sana. Nos protegerá de la acumulación de biofilm o placa bacteriana. De este modo, se evita el desarrollo de enfermedades bucodentales. La técnica de limpieza oral más conocida y usada es el cepillado. Aunque es la base de una buena rutina de higiene bucodental, no es suficiente. ¿Por qué motivos?  Conocer más sobre Lámparas de polimerización y ultrasonido dental

El cepillo, sea eléctrico o manual, no llega con profundidad a todos los rincones de la cavidad oral. Si bien el cepillo eléctrico llega a más zonas que el convencional, no alcanza las partes más complicadas. Además, ambos tipos de cepillos tienden al desgaste con el tiempo. Esto conlleva tener que reponerlos, ya que de lo contrario el cepillado cada vez es menos efectivo. En nuestra tienda online Athenadental puedes ver todos los autoclave dental, fresas dentales, camara intraoral, autoclaves dentales, woodpecker dental, tipos de fresas dentalesaspirador dental, los cuales facilitarán tu trabajo en tratamientos dentales.

Entonces, ¿Qué hacer para lograr una higiene oral eficaz? Aunque sea insuficiente, el cepillado es una parte básica en la rutina de limpieza oral. Por tanto la clave está en complementar bien el cepillado. Te contamos cómo:

Enjuague bucal. Al tratarse de un líquido, llega con más facilidad a todos los rincones de la cavidad oral. Se recomienda el uso de un colutorio que contenga flúor y después del cepillado.

Hilo dental. Junto con el colutorio, es el gran aliado del cepillado. Permite eliminar con eficacia los restos de comida y bacterias de zonas especialmente difíciles, como los espacios entre los dientes. Pero conviene tener una buena técnica para no dañar las encías.
Utensilios específicos. Hay otros productos más específicos en función de la zona que se desea limpiar. En el caso de la lengua, existen limpiadores linguales. Se trata de aparatos que se adaptan a la forma de la lengua y que permiten rasparla para eliminar las bacterias acumuladas. Otro producto estrella es el irrigador bucal, que permite eliminar de forma más directa los restos incrustados. El irrigador es especialmente recomendado para los portadores de ortodoncia.
Tratamientos profesionales. Para asegurar un buen mantenimiento bucodental, es muy recomendable someterse de vez en cuando a una limpieza dental profesional. Además durante la limpieza el odontólogo puede detectar algunos síntomas de complicaciones orales. En las clínicas PropDental realizamos limpiezas dentales profundas para garantizar un buen mantenimiento de tu sonrisa. Además visitar al dentista un par de veces al año es clave para evitar la acumulación de biofilm oral y la formación de sarro.

Además de estos complementos del cepillado, es muy importante acudir al odontólogo una vez cada seis meses. Muchos pacientes disponen de estas técnicas pero no saben usarlas correctamente. Así, el odontólogo puede detectar estos problemas y orientar al paciente para realizar una buena rutina de higiene bucodental.

Te interesa Para qué sirve el micromotor odontologico.