Las nuevas tecnologías han entrado por completo en todos los aspectos de la vida cotidiana y la higiene dental no podía ser menos. En la actualidad podemos encontrar en el mercado cepillos dentales eléctricos, que son capaces de cumplir funciones muy avanzadas.

No obstante, hay que tener claro que lo más importante para garantizar una salud oral adecuada es la correcta técnica de cepillado. Es cierto que con un cepillo de dientes eléctrico la limpieza dental se hace mucho más fácil, pero también es posible conseguir excelentes resultados con un cepillo manual, siempre que los movimientos se efectúen correctamente y se sigan las recomendaciones del dentista.

Además, en pacientes que sufren problemas orales como gingivitis o enfermedad de las encías es muy probable que el odontólogo recomiende el uso de un cepillo de dientes manual, ya que es más fácil controlar la presión que se realiza durante el cepillado.

Los cepillos dentales eléctricos están diseñados para que el cepillado sea lo más parecido posible al cepillado manual. En cuanto a los movimientos que realizan, hay cepillos que producen movimientos giratorios y oscilatorios, otros son solo giratorios y los hay que solamente se mueven de lado a lado. El usuario debe tener esto presente y colocar el cepillo en cada diente para que el cepillo lo limpie en todas sus caras. Si no se hace pieza por pieza los resultados pueden ser inadecuados. Te interesa COXO® 1:5 Contra Ángulo con Luz CX235C7-1.

Otra ventaja de los cepillos dentales eléctricos es, en el caso de las personas que son muy agresivas para cepillarse, que cuentan con una alarma o bien dejan de funcionar cuando la presión sobre las piezas o las encías es demasiada. De este modo se evitan daños tanto en las encías como en el esmalte.

Además de elegir el tipo de movimientos que ejecuta un cepillo dental eléctrico es necesario verificar que cuente con aprobación de organizaciones de odontólogos reconocidas. También debe informar de los posibles daños que pueden derivar de un mal funcionamiento, y sobre todo que los componentes eléctricos sean seguros. En nuestra tienda online Athenadental puedes ver todos los lámpara de diagnóstico, blanqueamiento dental, Instrumento Rotatorio, los cuales facilitarán tu trabajo en tratamientos dentales.

En términos generales se recomienda que los niños pequeños usen primero los cepillos dentales manuales y ya cuando dominen el cepillado, que es alrededor de los 6 años, si así se desea, se introduzca el uso del cepillo dental eléctrico. Sea cual sea el caso, lo ideal es que para los niños, el cepillo dental tenga un mango grueso que puedan sujetar y manipular para tener un cepillado adecuado.

Un punto importante a evaluar son los costos y la facilidad para conseguir los repuestos. Estos deben cambiarse con la misma periodicidad que los cepillos manuales. Hay que destacar que los reemplazos no son compatibles con cualquier marca por lo que hay que prestar especial atención.

El anterior.