En Athenadental te ayudamos a escoger la mejor turbina dental que más se adapte a tus necesidades

 

  1. Tecnología de la cabeza. Cuanto más pequeña sea la cabeza será mejor para proporcionar una mejor visión al odontólogo en el campo de operación. También se debe considerar la altura de la cabeza junto con la fresa, ya que si fuera demasiado baja la medida, ésta perdería potencia.

 

  1. Vibración. El ruido que produce la turbina al vibrar es molesta para el paciente. Por lo que cuanto mayor sea la vibración, disminuye la cantidad de decibelios y molesta menos al paciente.

 

  1. Torque. Es la capacidad que tiene un instrumental rotatorio de continuar girando a pesar de la resistencia. Por lo que a mayor torque, mayor capacidad para seguir girando.

 

  1. Orificios de irrigación. Hay dos grandes razones importantes para irrigar el campo de trabajo con un spray de aire y agua. Te interesa Being® Lotus 401P Turbina Push Button NSK Compatible. En primer lugar se debe enfriar el diente para evitar que se sobrecaliente la pulpa, además de liberar el material que está siendo removido para tener una mejor visibilidad. Y en segundo lugar la irrigación enfría el propio sistema interno del cabezal para que no se sobrecaliente y se estropee.

La cantidad perfecta de orificios de irrigación para una turbina es de 4. Menos no irrigaría lo suficiente, y más sería sobrecargar la turbina innecesariamente.

BY-A-401P-SU-M4 (3)

 

  1. Iluminación. Es importante saber si la turbina viene incorporada con luz o no para facilitar la visibilidad del área de trabajo. Anteriormente se utilizaba luz halógena, pero la tecnología LED tiene mucho éxito desde que se incorporaron en 2007. La luz LED es más potente, duradera y un tono más blanco que ofrece una visión más real y sin sombras del campo de trabajo.

 

  1. Potencia. Cuanta más potencia tenga, más eficaz será el trabajo a realizar y más comodidad tendrá el odontólogo para realizar el tratamiento.

 

  1. Material. El material de la turbina es importante también ya que indicará la resistencia de la vida útil del instrumento. Entre materiales como el aluminio, cromo o titanio, se abre paso el titanio como ganador al ser ligero a la vez que duro y resistente, propiedades muy demandadas por los odontólogos, ya que los tratamientos con instrumental rotatorio agota y se necesita una pieza de mano eficaz a la vez que ligera.

 

  1. Tipo de agarre. El tipo de agarre es importante porque a medida que pasa el tiempo durante el tratamiento se va dificultando la sujeción de la mano al instrumento y al odontólogo se le puede acabar resbalando. Por lo que cuantas más muescas y rugosidad tenga el diseño del mango, mejor será el agarre. Aunque esto tiene sus ventajas y desventajas. Cuantas más rugosidades tenga será mejor, pero más suciedad retendrá (como es el caso de los mangos estriados). Por suerte los fabricantes cada vez diseñan mangos más ergonómicos y más fáciles de limpiar.

El anterior.