Muchos de nosotros no usamos hilo dental e incluso ni nos cepillamos regularmente hasta que sea demasiado tarde. La higiene oral inadecuada puede conducir a la gingivitis o la enfermedad periodontal, una condición que causa el decaimiento de los tejidos de las encías, inflamación dolorosa, sangrado de las encías y eventualmente, la enfermedad de las encías.

 

Sin embargo, afortunadamente, usted puede deshacer todo el daño hecho a las encías con los siguientes remedios eficaces para la gingivitis, además de cepillarse regularmente, hacer uso del hilo dental y realizarse chequeos dentales anuales.

 

1. Vitamina C

Los estudios demuestran que la deficiencia de vitamina C daña mucho más que su sistema inmunológico. De hecho, los niveles reducidos de la vitamina C se han relacionado con un mayor riesgo de desarrollo de la gingivitis, ya que ésta ayuda al fortalecimiento y alivio del tejido de las encías. Aumentar la ingesta de alimentos ricos en vitamina C o tomar un suplemento de vitamina C en realidad impulsará los antioxidantes necesarios para la reparación de los tejidos de las encías.

 

2. Aceite de Menta

El aceite de menta natural también ha sido demostrado por abrigar las propiedades curativas para eliminar las bacterias y las infecciones orales. Usted puede hacerse su propio enjuague bucal casero con unas gotas de aceite de menta y agua tibia. Utilice la solución para hacer gárgaras antes de cepillarse con el fin de calmar el dolor de las encías inflamadas y ¡desterrar la halitosis simultáneamente! En nuestra tienda online Athenadental puedes ver todos las turbina dental, contra ángulo dentalmicromotor dental, los cuales facilitarán tu trabajo en tratamientos dentales.

 

 

 

3. Bolsitas de Té

Apuesto a que no sabía que las infusiones de té contienen ácido tánico, un agente antibacteriano natural. Y el té en bolsitas individuales resulta ser una compresa ideal. Sólo empape la bolsa, deje que se enfríe un poco y presione suavemente contra las encías inflamadas o infectadas durante 30 segundos.

 

4. Jugo de Arándano Puro

Los arándanos también imparten propiedades naturales antibacterianas, que es por lo cual el jugo de arándano sin endulzar regularmente puede desterrar las bacterias de la boca y detener los efectos nocivos de la gingivitis. Sólo asegúrese de que su jugo mañanero de arándano no contenga azúcares añadidos.

 

5. Miel Natural

La miel pura de abejas, no las falsas imitaciones que venden en el empaque del oso de peluche, también contiene su parte de propiedades naturales antibacterianas convirtiéndola en una dulce manera de tratar las encías sangrantes e infectadas. Siga su cepillado matutino con un toque de miel a través de los dientes superiores en la línea de las encías infectadas para aliviar los tejidos irritados.

 

El anterior.